Destino y Fe

Podemos tomar la maqueta de nuestra vida, y jugar a soñar con una noche perfecta, pensar en cada detalle, cómo queremos que sea, vestirlo de magia y decorarlo con la luna más brillante que podamos conseguir.

Sucede que, de vez en cuando, puede venir un señor muy elegante de galera torcida, haciéndose llamar Destino y cambiar toda esa noche soñada en un vacío que no sabemos cómo vamos  a completar.

Y mientras vamos pateando nuestros sueños y fantasías de un pie hacia el otro, con la cabeza gacha, podemos encontrarnos, si levantamos un poco la mirada, con una señora vestida de luz y sonrisa de colores, y pensamos: si ella no es la fe quien lo será? Entonces tomamos toda esa noche soñada que tenemos en los pies y la guardamos en nuestro espíritu, y confiamos en que un día la volveremos a ver.

Y en un café cercano el señor de la galera torcida y la señora del vestido de luz se ríen a carcajadas contándose las más disparatadas historias, y a la vuelta en un escenario, un ángel canta canciones y la noche soñada se convierte en una señal que nos recuerda que el destino actúa sin que podamos entenderlo pero la fe siempre está ahí para que siempre sigamos creyendo…

Gracias Cami, por ser parte de mi destino.

Del Libro “Imaginando Sueños”, Editorial Croupier 2015


Maria-Puetrueli-Escritora-Critica-Guionista-Firma-Smallest

Mary Putrueli Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *